(El punto de encuentro entre tú máximo potencial y el poder sobrenatural de ELOHIM)

La vida en el Reino de ELOHIM, es como subir una montaña; hay unas pequeñas y otras grandes e imponentes. En ambos casos se requiere lo mejor de nosotros para subirla; nuestro mayor esfuerzo físico, mucha concentración, preparación y un previo estudio de las características de la montaña. Quien ha llegado a la cumbre de una montaña por muy pequeña que sea, ve el mundo diferente desde ahí. Los que miran desde abajo consideran a esos hombres como superiores. Esa es la sensación cuando logras estar en la cima de las cosas terrenales. Pero, ¿qué pasa si quisieras tocar el cielo desde la punta de la montaña más alta? Nadie puede, se necesitaría que el cielo bajara a ti…

Hishtadlut es subir esa montaña; es desarrollar todo tu potencial y tus dones; es ampliar tus conocimientos y desarrollar habilidades; es dar lo mejor de ti. Bitajón es descansar en la cumbre de esa montaña y dejar que ELOHIM, que está en las alturas, te levante, te sane, te salve… Es trabajar como si todo dependiera de ti, pero también es saber que todo depende de ELOHIM. Por ejemplo: en lo económico tu Hishtadlut es capacitarte para el deleite de la excelencia y el fruto que resulte de ello, está en la mano ELOHIM. Si estás en busca de tu ayuda idónea para formar una familia, tu Hishtadlut debe ser conocer tu propósito espiritual y tomarte el tiempo para buscar en tu pareja cualidades afines a tus propósitos. Para crecer en sabiduría, tu Hishtadlut es adquirir conocimientos y desarrollar el razonamiento, memorizar, reflexiónar. Pero la verdadera sabiduría, que es la capacidad de aplicar el conocimiento, solo la puede conceder ELOHIM. Para alcanzar sanidad tu Hishtadlut es orar fervientemente y ayunar, mientras que bitajón es saber que Él tiene la última palabra. Qué tal si lo que quieres es saber tu propósito espiritual.

Tu Hishtadlut consiste en salir de tu comodidad y poner suma atención a las necesidades espirituales de tu comunidad. ¿Qué hay ahí afuera en lo que tu podrías contribuir? También es hacerte consciente de los dones y talentos que ELOHIM ha puesto en ti. Bitajón es hacer ese trabajo con el poder y la inspiración de RÚAJ HAKÓDESH. Pero si lo que quieres es tener un matrimonio feliz, tu Hishtadlut consiste en amar a tu pareja como YESHÚA nos amó. Siendo nosotros infieles, pecadores, ¡inmundos! Él dió su vida por un pueblo así; así debemos amar. Bitajón es saber que la otra parte está en la mano de ELOHIM.

Cuando un padre interesado y comprometido ve caer a su hijo, no lo levanta al primer lloriqueo sino que toma un poco de distancia y lo levanta afirmandolo, abriendo sus ojos a su capacidad de levantarse por si mismo y entonces le abre sus brazos y lo estrecha.

Subamos nuestra montaña y esperemos el abrazo de nuestro MASHIAJ ahí en el punto de encuentro entre nuestro potencial y el poder sobrenatural de ELOHIM.

A %d blogueros les gusta esto: