HISTORIA

La Navidad no tiene su origen en el cristianismo puro, sino en el paganismo de Babilonia aproximadamente 2600 años a.C.
La historia relata que en aquel entonces existía una reina llamada Semiramis en cuyo vientre crecía su hijo Tamuz, que según aquella religión, habría concebido virginalmente. Aquel hijo era la encarnación del dios sol (ra para los egipcios y baal para los caldeos) y su alumbramiento se celebraba con fiestas, orgías y en particular se adornaban árboles con cerezas rojas y bolas brillantes en representación del sol. La costumbre del árbol surgió de una creencia babilónica que decía que semiramis, la madre de tamuz, afirmaba que durante la noche, un árbol verde se desarrollo de un tronco muerto. El tronco supuestamente representaba a su esposo muerto, Nimrod (Genesis – Bereshit 10:9) y el árbol de pino llego a ser el símbolo de que nimrod había revivido en la persona de tamuz. Por esas fechas se popularizo el culto a la madre y el hijo elevándose a ambos a la estatura de divinidades. A semiramis la llamaron reina del cielo y fue adoptando varios nombres: astarot, diana, isis, astarte y a su hijo baal (tamuz)

SINCRETISMO CATOLICO ROMANO

Más tarde, cuando fue establecido el catolicismo romano bajo las falsas pretensiones religiosas de Constantino, aproximadamente por el año 325 d. C. , todo la mezcla del paganismo babilónico y romano, fue introducido deliberadamente al cristianismo.
La antigua Semiramis (Venus,Osiris, etc.) pasó a llamarse “virgen María” y a la encarnación del dios sol Tamuz (Baal, Moloc, etc.) , se le llamó “Jesús”.
El festival del solsticio de invierno celebrado el 25 de diciembre de cada año, pasó a ser la fecha oficial del nacimiento de Jesús y la antigua costumbre de la entrega de regalos y presentes, fué acomodada en función de la experiencia que tuvieron los magos al visitar al niño Jesús, entregándole “regalos”. El antiguo árbol que la religión de Babilonia adornaba en celebración del nacimiento de Tamuz, pasó a llamarse “el árbol de Navidad”.

LO QUE DICE LA ESCRITURA

1.- ELOHÍM condena a Babilonia, sus creencias y sus prácticas. (Apocalipsis 14:8, 18:2-24), 2.- A ELOHÍM no le agrada el hacer “pesebres navideños” o cualquier imagen. (Éxodo 20:2-5), 3.- A ELOHÍM no le agrada el erigir ídolos en especial árboles como objeto de culto. ( Deuteronomio 12:2, 1Reyes 14:23, 2Reyes 16:4, 17:10, Ezequiel 6:13), 4.- A ELOHÍM no le agrada el participar de las costumbres y los caminos de las naciones, considerándolo como vanidad. ( Jeremías 10:2-4), 5.- Según la tradición, Jesús nació en invierno ( 25 de diciembre o solsticio de invierno), pero un estudio detallado de las referencias bíblicas nos hacen concluir que el YESHÚA, el único redentor no nació en invierno, sino que en otoño a mediados del mes de septiembre o principios de octubre conforme al calendario hebreo. Un antecedente muy consistente, es que la Biblia dice en Lucas 2:8 que había “…pastores en la misma región, que velaban y guardaban vigilias de la noche sobre sus rebaño” en el tiempo del nacimiento del Salvador. “Como es conocido, los pastores en Israel no hacen esto durante el invierno. Siempre traen sus rebaños de las montañas a los rediles antes del 15 de octubre”. Como vemos está claro que MASHÍAJ no pudo haber nacido a mitad del invierno., 6.- Los magos no intercambiaron regalos, aquello era una costumbre oriental el presentar regalos al estar ante un Rey. “Cuando los magos llegaron, fue mucho después del nacimiento de YESHÚA. Para esa época, El ya vivía en su casa (Mateo 2:9-11) y no en el establo. Obviamente, los regalos de los magos no eran “regalos navideños”. 7.- YESHÚA nunca mandó a que se recordase el día de su nacimiento, tampoco existe registro de que los seguidores hayan celebrado la “Navidad”. Por el contrario, el mandamiento que MASHÍAJ dejó, fue el de recordar su padecimiento y muerte como sello de un nuevo pacto y esto sí fue practicado por sus talmidim. (Lucas 21:19, 1Corintios 11:23-26, Hechos 20:7) 8.- YESHÚA nació en el tiempo de la FISTA DE SUCOT (Levítico 23:34), por lo tanto el no nació en un pesebre sino en una SUCÁH – cabaña

CONCLUSIONES

1. La Navidad proviene de la antigua costumbre babilónica, y que roma en su constante afán de sincretismo religioso la trasladó como fiesta cristiana.
2. Roma celebraba a SATURNO cada 25 de diciembre ¿Será agradable a YESHÚA celebrar su nacimiento un día tan especial para el paganismo diabólico?
3. La Escritura enseña que YESHUA no pudo haber nacido un 25 de diciembre YESHÚA jamás mandó a que se celebrara su nacimiento, sino que se recordase su muerte en la celebración de la Cena, con un pan y una copa.

A %d blogueros les gusta esto: