“Y él (Kohén Gadol) a una mujer en su virginidad tomará como esposa” (Vayikrá 21: 14). 

¿Porque el Kohén Gadol no puede tomar a una mujer viuda como esposa?¿Porque precisamente a una doncella y no a una viuda? La razón es que el Kohén Gadol entraba al lugar mas puro del Bet Hamikdash, pronunciando allí el KADOSH NOMBRE de ELOHÍM  en Yom HaKipurím.
Es conveniente hacer Tefiláh por el bienestar del gobierno, ya que si no hubiera temor al gobierno, las personas se tragarían vivas unas a las otras. En lo mas profundo de la persona está el deseo de tragarse a su compañero, y sin embargo no lo hace porque teme al reinado.
En conclusión, toda persona tiene pensamientos malos, corruptos, promiscuos. Estos pensamientos son tan fuertes que la persona puede confundirse y pensar que son su esencia. Estos puntos en el pensamiento humano no deben verse como la esencia del hombre. Debemos recordar que incluso al Kohén Gadol le pueden pasar por la cabeza este tipo de pensamientos.
Ocurre a veces que la persona tropieza en alguno de sus asuntos y le resulta muy difícil levantarse y comenzar de nuevo. Pero, con todo, debe esforzarse ene no ver la oscuridad de la caída. Debe consolarse recordando las muchas cosas buenas que tiene; esto le dará fuerzas para volver a empezar. Cuando observamos el lado positivo, el punto de luz, aunque sea este el único, cabe la posibilidad de alcanzar la renovación y un nuevo comienzo, a pesar de la dolorosa caída.
Esta Parasháh comienza con los preceptos para  los Kohaním), y del servicio en el Bet Hamikdash. El Kohén puede volverse impuro a través de entrar en contacto con un cadáver, excepto en el caso de la muerte de un familiar cercano. El Kohén Gadol no puede casarse con una mujer divorciada ni con una mujer promiscua; el Kohén Gadol puede casarse solo con una doncella. E Kohén Gadol con una deformidad física no puede servir en el Bet Hamikdash; tampoco un animal deforme puede ser ofrendado.

La Parasháh Emor da una lista de las festividades de ELOHÍM:

Shabat, Pesáj (Hamatzot), HaBikurím, Shavuot, Yom Terúah, Yom HaKipurím, Sukot, Sheminí Atzeret

La Parasháh Emor concluye con el incidente de un hombre ejecutado por blasfemar, las penas por asesinato y por injuriar al prójimo o destruir su propiedad y las compensaciones monetarias.
Muchos problemas en nuestra sociedad se corregirían si nos esforzáramos por ver las cualidades positivas que hay en nuestros semejantes. Cuando buscamos las cosas negativas en nuestros semejantes, seguramente podemos encontrarlas. De igual manera podemos indagar sobre las actitudes positivas y, actuando de esta manera, daremos a nuestro compañero la fuerza y el estímulo necesarios para que mejore en su vida.

A %d blogueros les gusta esto: