“y tu ordenarás a los hijos de Yisrael que tomen para ti aceite de oliva puro y que suban a encender la luz de la Menoráh tamid” (constantemente) Shemot 27: 20.

Sobre la palabra Tetzavé (ordenarás), Rashí interpreta que implica rapidez y que la palabra tamid significa “constancia”, “día tras día”, como cuando sacrificaban el sacrificio tamid día con día, constantemente.

En la vida hay muchos cambios y sucesos inesperados que provocan a la persona una falta de estabilidad. El consejo para que la perseverancia no se altere es actuar con rapidez.

ELOHÍM dice a Moshéh que reciba de los Hijos de Yisrael aceite de oliva puro para la “llama eterna” de la Menoráh que Aharón deberá encender todos los días, “desde la tarde hasta la mañana”.

El olivo es un símbolo del pueblo de Israel, como está escrito en Yrmiyahu 11:16a: “ADONAY te llamó: Olivo frondoso y bello con hermoso fruto.”

La similitud que hay entre el olivo y el pueblo de Yisrael. Como el aceite de oliva es el más selecto de todos los aceites, el pueblo de Yisrael es el mas apartado de las naciones. El aceite es producido por medio de fuertes presiones. De la misma manera los hijos de Ysrael purifican sus corazones y vuelven a ELOHÍM cuando están bajo la presión de las naciones. Todos los demás líquidos pueden mezclarse pero el aceite no se mezcla con los demás. Así el pueblo de Yisrael es la única nación en la historia que no ha sido devorada por las naciones sin perder su identidad. Si el aceite es metido en otros líquidos flota a lo más alto. Así los israelitas que cumplen la voluntad de ADONAY son elevados por encima de los demás pueblos del mundo. Como el aceite sirve para iluminar al mundo, así debemos radiar y proyectar la luz de YESHÚA HAMASHÍAJ para iluminar este mundo.

Todos los Kohaním vestían: ketonet – una túnica larga de lino; mijnasaim – pantalones de lino; mitznefet o migbaat – un turbante de lino; avnet – un cinturón largo alrededor de las caderas.

El Kohen Gadol vestía: un efod – una especie de delantal hecho de lana teñida de colores azul, púrpura y rojo, lino e hilo de oro; joshen – una placa que iba pegada al pecho, donde había incrustadas doce piedras preciosas grabadas con los nombres de las doce tribus de Yisrael; meil – una túnica de lana azul con campanas y granadas de oro en su borde inferior; tzitz – una placa de oro que se colocaba en la frente con la inscripción “Apartado para ELOHÍM”.

Cuando Aharón fue vestido con el manto azul del efod, estaba haciendo un acto profético que hablaba acerca del momento cuando YESHÚA HAMASHÍAJ iba a trascender el cielo, después de su resurrección. La cabeza de Aharón estaba encima del manto azul y su cuerpo debajo. De la misma manera YESHÚA HAMASHÍAJ, que es la cabeza de su cuerpo, está sentado sobre el cielo, y su cuerpo está debajo del cielo.

“Doy gracias a mi ELOHÍM siempre que me acuerdo de ustedes, orando siempre con gozo en cada una de mis oraciones por todos ustedes por su participación en la Besoráh desde el primer día hasta ahora, estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en ustedes la buena obra (urim), la perfeccionará (tumim) hasta el día del YESHÚA HAMASHÍAJ. Es justo que yo sienta esto acerca de todos ustedes, porque los llevo en el corazón (el pectoral), pues tanto en mis prisiones como en la defensa y confirmación de la Besoráh, todos ustedes son participantes conmigo de la gracia.”

2 Corintios 13:7a, 9: “Y rogamos a ELOHÍM que no hagan nada malo (urim)… Pues nos regocijamos cuando nosotros somos débiles, pero ustedes son fuertes; también oramos por esto: que ustedes sean hechos perfectos (tumim).”

En esta Parashá se encuentran los mandamientos número 98 al 104 de los 613.

98. Precepto de encender la Menoráh en el Mikdash, Shemot 27:21.
99. Precepto para los Kohanim de ponerse sus vestiduras  Shemot 28:4.
100. Precepto para los Kohanim de que el pectoral no se desprenda del efod, Shemot 28:28.
101. Prohibición de desgarrar la casaca (meíl) de los Kohanim, Shemot 28:32.
102. Precepto de comer la carne de la ofrenda de pecado (jatat) y de la ofrenda de culpa (asham), Shemot 29:33.
103. Precepto de quemar sahumerio, Shemot 30:7.
104. Prohibición de quemar y ofrendar algo en el altar de oro, Shemot 30:9.

A %d blogueros les gusta esto: